lunes, 12 de noviembre de 2018

Sabias Palabras...




ROSA DEL DESIERTO

Nombre científico: Adenium obesum.

Origen: El este de África y sur de Arabia.

Ubicación: Exterior a pleno sol e interior mucha luz.

Luz: A pleno sol.

Temperatura: Cálida, no tolera temperatura de menos de 10º.

Riego: Moderado.

Abono: 2 ó 3 veces en verano y que sea abono para plantas crasas.

Humedad: No soporta el exceso de humedad.

Descripción de la rosa del desierto

La rosa del desierto es un arbusto con flores de color rosa, pero también pueden ser de color rojo o blanco. Lo más característico es su tallo, que a medida que va creciendo, este va aumentado de tamaño. Por eso su nombre científico de obesum, porque la forma del tallo recuerda a la obesidad. Además de la forma curiosa, el tallo también tiene una función: hace de reserva de agua. Sus hojas son ovaladas, pueden medir unos 9-11 centímetros de largo y son bastante resistentes.

Luz de la rosa del desierto

La rosa del desierto necesita estar a pleno sol. A pesar de ser apta para cultivar en interior, lo mejor es que esté en una zona en la que le de mucha luz. En verano, se recomienda colocarla a pleno sol, ya que gracias a ello crecerá correctamente. En invierno hay que evitar colocarla en zonas sombrías.

Temperatura de la rosa del desierto

No tolera bien temperaturas muy bajas, y a partir de los 10º puede empezar a sufrir. Por eso lo mejor es no cultivarla en zonas en las que haga frío. Se recomienda que en invierno, al tener menos tiempo de sol, se mantenga en temperaturas entre 12 y 15 grados.

Riego de la rosa del desierto

Este arbusto no tolera muy bien el riego, de modo que hay que regar con moderación, sobre todo durante su crecimiento. De modo que regando cada 10 o 15 días será más que suficiente. En invierno, habrá que reducir los riegos, ya que al no tener mucha luz no necesitará mucho agua. En general, es mejor que la tierra pueda llegar a secarse, a que se quede húmeda y encharcada.

Consejos para el cultivo de la rosa del desierto

Es un arbusto de crecimiento lento, de modo que hay que tener paciencia para cultivarlo, pero con unos cuidados adecuados puede llegar a florecer dos veces durante el verano. Si en invierno, a causa del frío llega a perder las hojas, lo más probable es que vuelva a recuperarlas para la siguiente estación.
Si lo cultivamos en maceta, normalmente no suele superar los 60 centímetros de alto, pero en realidad su tamaño puede llegar al metro o metro y medio de altura.


Rosa del Desierto - 1° Floración 10 de Noviembre de 2018






viernes, 30 de marzo de 2018

Floración de Thelocactus

Consejos para el cultivo del cactus Erizo:
Thelocactus setispinus

Esta especie es muy fácil de mantener en el jardín, y en época de floración no parará de florecer durante varios meses. 

Sus cuidados básicos:

Iluminación: Requiere una exposición solar directa, con unas horas de sombra diaria. Tolera sin problemas el sol fuerte del verano. Si se cultiva en lugares con menor iluminación, el crecimiento será más lento y no florecerá.

Temperaturas: Necesita crecer en climas calurosos donde las temperaturas invernales no disminuyan de los 8⁰C. Su rango óptimo se encuentra entre los 15-35⁰C. 

CONSEJO: No exponer a las heladas.

Sustrato: Es imprescindible un óptimo drenaje en el sustrato para evitar pudriciones de las raíces. También es necesario desinfectar la tierra para evitar la aparición de hongos o bacterias que ataquen directamente a las raíces. Si utilizan sustrato para cactus conviene agregar una capa de arena gruesa para facilitar aún más el drenaje.




jueves, 29 de marzo de 2018

Regalar un Cactus:


...es desearle fortaleza a alguien.

Los cactus se asemejan al ser humano,
en su más íntima esencia se cubren
de espinas para evitar que los dañen, pero 
al mismo tiempo en situaciones favorables 
brindan las más hermosas flores.


                                                                                                                                  Especie: Huernia pillansii HIBRIDO

jueves, 22 de marzo de 2018

PRIMER POSTEO DEL AÑO

Argentina, Tierra de Cactus

La Argentina tiene alrededor de 200 especies nativas de cactus desde el límite norte hasta casi el estrecho de Magallanes. Viven en las selvas como epífitos, a la sombra o en claros del bosque chaqueño, en las sierras centrales, en la meseta patagónica y en cordillera, como también en las altiplanicies y la Puna. Sólo están ausentes en los bosques del sur y en los Andes, por encima de los 4000 mts.

¿Los cactus son 100% sol?

La respuesta es: No.

Pueden sobrevivir al sol directo, pero no significa que sea lo más adecuado. De hecho, el exceso de sol puede provocar la aparición de ciertas manchas y cambios de color, dando un aspecto de enrojecimiento a causa de las altas temperaturas.

En invierno por ejemplo, es bueno tenerlos a sol directo para que la humedad del sustrato seque o evapore más rápidamente, pero con los primeros calores se aconseja tener una media sombra que cubra el 80% del sol, ésto quiere decir que los cactus en verano necesitan del sol pero bastante menos que en invierno. Lo ideal es que reciban entre 4 y 5 horas de luz.

Recomendaciones para la siembra de cactus:
En Invierno o en Verano, para germinar, no se necesita sol directo, pero sí un lugar luminoso, una vez terminada la etapa de germinación, debemos buscar un lugar mucho más luminoso aún, pero no colocarlos al sol directo hasta por lo menos 6 meses.